Teoria sobre armado de ciclos.

Los esteroides son más eficaces y seguros cuando se utilizan cíclicamente. La palabra "ciclo" se refiere a cuánto tiempo te estás atizando. Lo normal es de 6 a 12 sem. y no deberían volver a tocarse en, al menos, 10 ó 12. Esto es necesario para reducir al mínimo los efectos secundarios asociados al uso de estos a largo plazo. Hacer solo 2 ciclos al año es el mejor modo de mantener los efectos secundarios al mínimo. Durante el descanso de esteroides permitimos al cuerpo restablecer sus niveles hormonales naturales y recuperarse cualquier tensión que ocurriera durante el ciclo. Ciclar los esteroides es también importante para asegurar su eficacia. Si una persona usa 1 esteroide demasiado tiempo, los receptores no podrán reconocerlo. Esta atenuación no se experimenta si los ciclos se hacen correctamente. Se ha observado que se debe seguir ciclos más bien cortos (2 meses o menos). Se ha demostrado recientemente que la regulación de los receptores a la baja (una disminución de la cantidad de esteroides asimilado por las células), ocurre en tan poco tiempo como 3 semanas. También se demostró que, a menos que se aumente la dosis, no continuará existiendo 1 balance positivo de nitrógeno (el principal indicador de anabolismo en 1 esteroide). Los más avanzados se devanan los sesos en diseñar sus ciclos.

Pirámide creciente. Consiste en aumentar progresivamente la cantidad de anabolizantes a lo largo de ocho o doce semanas. Se basa en el hecho de que el organismo se adapta al principio activo y los efectos anabólicos son cada vez menores. Tanto el límite como la combinación de los diferentes principios activos los decide el usuario. Al finalizar el ciclo debe seguirse una terapia hormonal para reactivar las funciones normales del organismo a nivel testicular e hipofisario.

Semana 1 2 3 4 5 6 7 8
MG 100 150 200 250 300 350 400 500

Pirámide decreciente. Consiste en comenzar con una dosis elevada y disminuirla progresivamente a lo largo del ciclo. Se pretende lograr un efecto máximo al principio y luego, al ir disminuyendo la dosis, permitir una progresiva reactivación de los sistemas propios de producción de testosterona, con lo cual al finalizar el ciclo no es necesario seguir una terapia activadora.

Semana 1 2 3 4 5 6 7 8
MG 500 400 350 300 250 200 150 100

Pirámide creciente-decreciente. Consiste en comenzar con una dosis pequeña y aumentar progresivamente la cantidad, hasta un pico máximo para luego comenzar una fase de descenso. Esta forma de ciclar resume la estrategia de las dos formas anteriores de pirámide.